Energías renovables

El “pellet” sinónimo de ahorro

5 febrero, 2014

Mucha gente se pregunta ¿qué es el pellet? o ¿para qué sirve? Incluso, los que lo conocen mínimamente, se cuestionan si es un “generador” calorífico tan importante como para sustituir a otras fuentes de calor tradicionales como la leña, el gasoil o el gas natural, incluso si genera ahorro económico a nivel doméstico respecto a las otras fuentes de energía.

Las respuestas a todo lo anterior las vamos a encontrar en el siguiente artículo.

1.- ¿Qué es el Pellet?

Se trata de unos pequeños cilindros de serrín prensado con un diámetro de 5-6 mm y una largura de 10-25 mm con una textura similar a la del plástico y cuya combustión genera un alto poder calorífico.

El serrín del que están compuestos proviene no de árboles talados, sino de cualquier tipo de biomasa, desde los desperdicios de podas o talas (como el sarmiento que procede de la vid), hasta desperdicios de carpinterías o huesos de fruta.

Una vez triturados, el proceso de prensado de todos estos desechos madereros viene efectuado a alta presión con agua y vapor, y en principio, sin otros aditivos. Tras este proceso el pellet se introduce en sacos para su posterior venta, lo que lo convierte en un elemento fácil de transportar y de almacenar.

Para que un pellet sea de buena calidad, tiene que tener las siguientes características:

  • No debe contener papel, tierra o metal.imagen2
  • Debe presentar una compactibilidad sin grietas y que no se deshaga en exceso.
  • Ha de tener un color uniforme. Si se observan puntos de color es que contiene restos de materiales no deseados.

Aunque pueda parecer extraño, al tratarse de un material cuyo auge en producción y ventas ha llegado en los últimos años, el pellet viene produciéndose desde hace más de un siglo utilizándose técnicas de prensado en un formato de pequeños elementos cilíndricos producidos por calor y desde múltiples tipos de materiales de desecho para diferentes propósitos, desde la calefacción, pasando por la alimentación de animales o la fertilización de campos.

2.- El Pellet como fuente de energía

Continuando con la historia de este material, no ha sido hasta el siglo actual cuando se ha producido la proliferación del Pellet.

Y es que, ante el aumento de los precios de combustibles como el gas natural o el petróleo, su proceso de agotamiento, o su poder contaminante, unido a las constantes subidas de la luz, hicieron que se desarrollaran diferentes líneas de investigación que concluyeron en la necesidad de crear una nueva línea de negocio donde el pellet y la quema del mismo fueran los protagonistas.

Por ello, a lo largo de este Siglo XXI, se han impulsado, no sólo la investigación sobre este material, sino la producción y la venta de maquinaria para su combustión. Son las famosas Estufas de Pellet.

estufa pellet

Son utilizadas como calefacción en un gran número de hogares, especialmente, en el medio rural, ya que el pellet es económico, limpio como cualquier otra calefacción y supone el uso de una energía alternativa que reduce las emisiones nocivas a la atmósfera, contribuyendo, así, a frenar el cambio climático.

Es más, algunas de estas estufas de pellet han sido evolucionadas por sus fabricantes y convertidas en calderas de calefacción de distintos tipos. Unas que calientan el agua caliente para un sistema de calefacción con radiadores y otras que, simplemente, en lugar de expulsar el aire caliente por el frontal (como hacen las estufas), va canalizado por conductos y distribuido en diferentes estancias.

3.- Conclusiones de EL USO DEL PELLET como fuente calorífica

  • Es renovable y poco contaminante.
  • Es más barato que los combustibles tradicionales como el gasóleo y lo normal, atendiendo a la ley de la oferta y la demanda, es que cuando prolifere todavía más su uso disminuya el precio de venta.
  • Su producción no es nociva para el medioambiente y su combustión tampoco.
  • La combustión genera unas cenizas de origen vegetal, no tóxicas, ricas en calcio y potasio, que pueden ser aprovechadas como abono o suplemento mineral de animales.
Puedes compartir este artículo en:

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad