Realización de proyectos finales: Memoria y desarrollo

En un anterior artículo, os dábamos algunas indicaciones y consejos para afrontar la realización del Proyecto Final de Máster o de Bachelor. Hoy profundizaremos en la memoria de un proyecto.

Como ya hemos identificado, en un proyecto académico y tecnológico, podemos distinguir 3 pilares sobre los que se va a sustentar su valoración: memoria, presentación y prototipo. De estos, el mayor peso recaerá sobre la memoria. En ella va a ser donde el alumno demuestre la adquisición de las competencias y la consecución de los resultados de aprendizaje de todo el estudio. O lo que es lo mismo, demostrar la capacidad del alumno para desarrollar un trabajo profesional en esa disciplina.

Habitualmente, en la normativa de un proyecto académico, se nos proporciona un índice de apartados que nos ayudará a estructurar nuestro documento. Además de esto, debemos indicar que dentro de una memoria debe existir un hilo conductor, una “historia” subyacente. Una memoria no debe ser el resultado de una yuxtaposición de apartados independientes, sino un documento completo que cubra todos los aspectos del desarrollo.

Como en un texto narrativo, podemos identificar 3 partes: introducción, nudo y desenlace.

¡Entremos en detalle!

Partes de una memoria: Introducción

Bajo esta denominación podemos incluir los estudios previos y el contexto en el que se desarrolla el proyecto. En los apartados que englobamos dentro de esta parte deberemos dar respuesta a ciertas cuestiones.

En cuanto a nuestra idea, deberemos explicar cuál es el tema sobre el que trata nuestro trabajo y cuál es el problema o motivación que lo origina. Además describiremos nuestro sistema, nuestra solución propuesta, de forma exhaustiva. También habrá que establecer la licencia de uso que queremos utilizar en la distribución de nuestro proyecto (puedes usar generadores de licencias como https://www.binpress.com/license/generator).

En cuanto al entorno en el que surge, deberemos explicar sus antecedentes:

  • Tecnológicos: ¿cuál es el origen de las tecnologías que nos permiten crear esta solución?
  • Metodológicos: ¿cómo se hacía hasta ahora?
  • Y, si nuestro proyecto es continuación de una solución previa, los antecedentes de la solución: ¿cuál es el punto de partida?

Es muy importante estudiar el mercado analizando nuestro público objetivo y las soluciones alternativas existentes (tanto las que están focalizadas en el mismo objetivo como las que desarrollan tareas similares). Mediante este análisis de la competencia identificaremos las ventajas y desventajas que tiene nuestro proyecto frente a sus “rivales” y focalizaremos esfuerzos en los puntos clave.

Tras la especificación del contexto y la descripción de la solución pasaremos a la identificación de objetivos generales y sus correspondientes objetivos específicos (que deberán explicar cómo se consiguen los generales). Esto nos permitirá definir el alcance real de nuestro proyecto.

Una vez que sabemos lo que queremos hacer, pasaremos a realizar una planificación temporal. Para ello llevaremos a cabo una estimación de tiempos para cada funcionalidad identificada (recuerda que un proyecto académico tiene asignada una cantidad de créditos, y esos créditos son horas de dedicación, por lo que la planificación no debería exceder ese número de horas).

Con estos datos, realizaremos un diagrama de Gantt inicial que, dependiendo de la metodología será orientativo o aproximado. En el podremos observar las horas de dedicación de cada rol que hayamos identificado, las dependencias entre funcionalidades y las fechas de entregas o hitos más relevantes del proyecto.

Hasta ahora sólo hemos establecido el punto de partida pero mi recomendación es realizar una reflexión crítica sobre lo que vamos a desarrollar según lo que se desprende de estos estudios. Explica de dónde surgen tus estimaciones, por qué te centras en un público determinado, etc.

Partes de una memoria: Nudo

Todo está listo para comenzar, hemos definido lo que queremos conseguir y ahora toca meternos en harina y pasar a desarrollar y documentar. No lo hagas por separado, registra todo lo que hagas cada día en tu proyecto y el tiempo dedicado a cara tarea. Esto simplificará enormemente la documentación de esta fase.

En consonancia con la metodología acordada con tu tutor, intenta llevar una pequeña bitácora, o realizar pequeñas reuniones con tu tutor o responsable directo, anota cada acuerdo y justifica todas las decisiones, aunque sea con 2 o 3 palabras (luego ya nos explayaremos, pero no puedes olvidarte de nada). Todo lo que esté justificado correctamente, tendrá que ser asumido por el tribunal y no admitirá objeción.

Si llevas a cabo alguna de estas prácticas (o todas), verás como al recuperar la información y componer la memoria se ve la evolución real que ha tenido tu proyecto, esa “historia” que mencionábamos con anterioridad.

Sabiendo el tiempo y los recursos necesarios (tanto humanos como materiales), podremos proceder a una estimación de gastos. Tras definir las estrategias de comercialización haremos lo propio con los ingresos obteniendo así una estimación de beneficios. Finalmente, con herramientas adecuadas, podremos analizar la rentabilidad del proyecto y su amortización (VAN y TIR son las herramientas más comúnmente utilizadas).

No podemos pasar a la implementación sin un análisis y diseño del sistema previo. Avanzaremos por diagramas conceptuales que incluyan todas las entidades del sistema y sus relaciones, diagramas de modelado que concreten las interacciones entre elementos,… hasta llegar a los diagramas de implementación detallados y definitivos. Revisa la Métrica v3 en busca de orientación para cada fase.

Lleva a cabo un diseño previo o mockup de la interfaz de usuario, con esto conseguirás que el tribunal entienda mejor qué es lo que quieres hacer y cómo lo quieres hacer. Y a ti te valdrá de referencia para implementar la interfaz de usuario, facilitándote un diseño uniforme y creando recursos de imagen con antelación para cuando los vayas a utilizar. ¡Y ya solo queda implementarlo!

memoria de proyecto

Partes de una memoria: Desenlace

Ha llegado la hora de los estudios finales y las conclusiones. Deberás plasmar la planificación final, con las desviaciones reales (¡menos mal que hemos documentado lo que hacíamos cada día!). Además indicaremos las limitaciones temporales, técnicas y/o económicas de nuestro proyecto demostrando nuestra capacidad crítica.

También analizaremos el resultado obtenido, comprobando la consecución de objetivos, demostrando que la metodología ha sido apropiada y hemos trabajado de forma óptima.

Añade tus conclusiones. Explica cómo has llevado a cabo los objetivos, analiza los beneficios obtenidos, propón mejoras a tu proyecto y muestra qué problemas has afrontado y cómo los has superado. Evalúa tu trabajo, sé crítico y muestra tu opinión.

Define el futuro del proyecto, si vas a seguir con él o no, y cómo se puede mejorar, tanto en eficiencia como en funcionalidad. ¡Verás que te surgirán un montón de ideas cuando acabes!

 

Ya casi hemos acabado, ahora toca hacer el Abstract o Resumen. Solo podemos resumir un trabajo cuando lo hemos finalizado, no lo hagas al principio. Intenta repasar todos los apartados que has desarrollado y recuerda que nosotros lo exigimos tanto en español como en inglés. Usa este esquema como guía:

■ Introducción.

■ Objetivos planteados y concluidos.

■ Arquitectura y tecnología.

■ Asignaturas aplicadas en el proyecto fin de carrera.

■ Aplicaciones del proyecto al mundo real y para futuras investigaciones.

■ Planificación del proyecto y Análisis Económico.

■ Conclusiones sobre el proyecto.

■ Reflexiones del alumno (¿qué ha aprendido el alumno del proyecto?).

■ …otros puntos a considerar por el alumno.

Partes de una memoria: Anexos

Recuerda que existen otros apartados transversales al proyecto como las normativas y referencias que estén aplicadas en él, la bibliografía que has utilizado para su realización y los términos y definiciones más relevantes para que tu proyecto pueda alcanzar la mayor difusión posible.

¡Con esto, solo queda darte la enhorabuena! Habrás realizado un trabajo adecuado a las exigencias del estudio y de una forma profesional.

Disclaimer: Todas estas observaciones son fruto de mi experiencia y forman parte de mi opinión al respecto de cómo un proyecto académico debe desarrollarse. Otros tribunales o tutores de proyecto pueden tener distintas opiniones por lo que el primer paso a dar, por parte del alumno, debe ser aclarar esto con su tutor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *