Varios

Reflexión sobre ‘La Voluntad Olímpica’

4 abril, 2014

Terminé Psicología hace ya unos años y, recién licenciada, me adentré en el mundo de la discapacidad participando en asociaciones, realizando voluntariados y conociendo algo para mí, hasta entonces, desconocido.

Con el tiempo y debido a las circunstancias me fui alejando de estas actividades que me llenaban plenamente y que me permitió conocer personas extraordinarias.

Ayer tuve el placer de asistir a la conferencia que, Javier Hernández Aguirán dio en el salón de actos de San Valero, ‘DE LOS PIES A LA CABEZA’.

Claro ejemplo de constancia y superación dónde quedo más que evidente que, sin brazos y con una pierna más corta que otra, puedes conseguir lo que te propongas.

Ayer sentí, de nuevo, esa admiración por personas que, como Javier, tienen la vida mucho más complicada que muchos de nosotros y no por ello dejan por el camino sus metas u objetivos.

Al comienzo de la charla comenta que lo que quiere transmitir es MOTIVACIÓN tengas o no discapacidad y podría asegurar que la mayoría de los allí presentes salimos con “ese chute de energía” que se necesita para “comerte el mundo a bocados”.

Me quedo con una de sus frases “sube el techo y baja al sótano”. Marca tus metas, tus retos bien altos y baja, de vez en cuando, al sótano a enfrentarte a esos fantasmas. Es la única manera de superar el miedo.

Y cierro esta pequeña reflexión personal con un cuento de Emily Pearl Kinsgley, escritora de “Barrio Sésamo” y madre de un niño con discapacidad, que intentó describir su experiencia de educar un hijo con necesidades especiales. Creo que puede ayudar a entender mucho mejor, el mundo de la discapacidad….todos somos diferentes y eso hace que seamos iguales.

<<Cuando vas a tener un bebé es como planear unas vacaciones fabulosas en Italia. Compras un montón de guías y haces tus maravillosos planes. El Coliseo. El David de Miguel Ángel. Las góndolas de Venecia. Puede que aprendas algunas frases útiles en italiano. Es todo muy emocionante.

Después de meses de ansiosa anticipación, finalmente llega el día. Preparas tus maletas y allá vas. Varias horas más tarde el avión aterriza. La azafata viene y dice: «Bienvenido a Holanda».

– ¿Holanda? – dices -. ¿Cómo que Holanda? Yo me embarqué para Italia. Se supone que estoy en Italia. Toda mi vida he soñado con ir a Italia.

– Pero ha habido un cambio en la ruta de vuelo. Han aterrizado en Holanda y aquí se debe quedar.

Lo importante es que no te han llevado a ningún lugar horrible, asqueroso y sucio, lleno de pestilencia, hambruna y enfermedad. Simplemente es un sitio diferente.

Así que tienes que salir y comprarte nuevas guías. Y tienes que aprender una lengua completamente nueva. Y conocerás a un grupo entero de gente que nunca habrías conocido.

Simplemente es un sitio diferente. Camina a un ritmo más lento que Italia, es aparentemente menos impresionante que Italia. Pero cuando, después de haber estado un rato allí, contienes el aliento y miras alrededor, empiezas a notar que en Holanda hay molinos de viento. Holanda tiene tulipanes. Holanda tiene incluso Rembrandts.

Pero todo el mundo que conoces está muy ocupado yendo y viniendo de Italia y todos presumen muy alto de qué maravillosamente se lo han pasado en Italia. Y, durante el resto de tu vida, dirás «Sí, ahí era donde se suponía que yo iba. Eso es lo que había planeado.»

Y ese dolor nunca, nunca, nunca, se irá, porque la pérdida de ese sueño es una pérdida muy importante.

Pero si te pasas la vida quejándote del hecho de que nunca llegaste a Italia, puede que nunca tengas libertad para disfrutar de las cosas, muy especiales, maravillosas, de Holanda.>>

Puedes compartir este artículo en:

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad