E-Learning

Aprendizaje colaborativo en el aula virtual

30 mayo, 2012

La evolución de las TIC, nos lleva cada vez más a ser más autónomos, interactivos y dinámicos. Esta posición individual no exime la posibilidad de trabajar en el aula y en equipo, es decir, aprendizaje colaborativo virtual.

El factor conlleva a un dinamismo pleno de los colaboradores (a pesar de ser un proceso “difícil”en el que todos trabajan de forma individual) se posicionan en la meta de alcanzar, el mismo objetivo.

Citemos los diferentes niveles o etapas del proceso:

  1. Selección y elección de los candidatos. Estructurar grupos.
  2. Presentación de los individuos a trabajar. Carta de presentación de cada alumno.
  3. Distribución de cargas y/o tareas. Destreza en cada una de las labores a desempeñar.
  4. Responsabilidad en el cumplimiento de fechas de entrega de las labores.
  5. Continúas reuniones, basadas en puestas en común. Intercambio de información de los conocimientos individuales que se tengan del tema como los que se adquieran en la investigación para desarrollar el trabajo.
  6. Información plena de todas las decisiones a tomar. Comunicación constante con el docente.
  7. Consecución del proyecto.

Aula virtualObservamos un factor positivo al trabajar en equipo virtual, a pesar de no existir un “contacto físico”como tal, favorece las relaciones, el uso de las nuevas tecnologías (mail, video-conferencias, webcam, foros, etc.), permiten un acercamiento y enriquecimiento formativo con los integrantes del grupo. Igualmente consiste en un aprendizaje sincrónico como asincrónico.

La posibilidad de que todos los alumnos conozcan la información, permiten en un momento concreto tomar posición ante la labor del colaborador que no cumpla su función.

El esqueleto o sistema colaborativo se funda en:

  • Una competencia directa, todos los alumnos alcanzan la misma meta de forma individualizada.
  • Una cooperación positiva a su foro interno, consiguen un crecimiento personal.
  • Una Independencia y/o autonomía, define la actitud y aptitud para desenvolverse en una acción concreta.

Socialmente, el trabajo colaborativo, le permite al alumno relacionarse con sus homologos, descubriendo sus habilidades tales como: la responsabilidad en ejecutar su proyecto; tener la motivación suficiente y tener confianza plena en su labor; poseer un perfil estratégico y; mostrarse colaborador.

Si bien el intercambio de opiniones puede provocar un “choque sociocognitivo”, derivado de la interpretación de los hechos y con la consiguiente valoración o crítica constructiva de todos sus compañeros. Si el alumno encaja de forma positiva la “crítica”, obtiene un mayor grado de aprendizaje, es así como el va creciendo intelectualmente y sigue construyendo su perfil humano.

Son, cada vez más, los sistemas escolares quienes utilizan este trabajo colaborativo como canal de aprendizaje de los alumnos, son retos que los docentes marcan a sus alumnos. Esto implica una preparación tecnológica por la constante evolución a la que están sometidas las nuevas herramientas informáticas. En consecuencia que los alumnos consigan su objetivo de realizar un buen proyecto, se debe a que su docente se muestre en todo momento dinámico con ellos.

Docencia Virtual

Por ello, el rol del docente en el trabajo colaborativo en el aula, le define como el guía, orientador, motivador del grupo tutelado. Al igual que los compañeros emiten críticas constructivas, el profesor las emite desde su capacidad formativa y un punto de vista educativo, debe alentar a los alumnos y enseñarles el camino resolutivo. Es el máximo responsable para que las opiniones se transmitan con el mayor respeto hacia el prójimo de manera constructiva y facilitando la interacción de todos los alumnos sin exclusión alguno.

Observamos entonces que el aprendizaje virtual favorece el crecimiento interno del alumno, un aprendizaje que se forja tanto de manera individual como grupal. Fomentemos el trabajo colaborativo y seamos partícipes del enriquecimiento cultural de las personas que tutelamos.

Post publicado por: Mercedes Blas

Deja un comentario

Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos
(Reglamento UE 2016/679)

De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:
- Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/Violeta Parra nº 9 50015
Zaragoza (España).
- Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS.
- En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.
- La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.
- Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del
tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.
- Los derechos que te asisten:
(i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento
(ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante
la autoridad de control (AEPD).
- Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com
- También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

 

Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad