Varios

¿Sabes como aprende tu cerebro? Como usar el Modo enfocado y el Modo Difuso

31 octubre, 2019
cabecera_como_funciona_tu_cerebro_4_blogseas

¿Alguna vez te has preguntado que tienen los grandes genios en común?

Por ejemplo, ¿Sabrías decirme que características comparten personas como:  Dalí, Thomas Édison, Aristóteles, Edgar Alan Poe, Isaac Newton, Albert Einstein y Beethoven?

edison_newton_einstein_blogseas

¿Qué pensarías si te digo que todos estos genios han utilizado los diferentes modos de pensamiento para acceder a la creatividad, la inspiración, el aprendizaje, o cualquier otro recurso útil que les permitiera favorecier la creación de nuevas ideas, y su aplicación?

Salvador Dalí

Vamos a tomar el ejemplo de un ilustre español, Dalí.

Su método para alcanzar un estado elevado de creatividad está basado en el estado hipnagónico.

Si he logrado despertar vuestra curiosidad, ahora mismo os estaréis preguntando… ¿Cómo accedía Dalí a su menes incosnciente?

Dalí solía relajarse en una silla y, en ese momento aprovechaba para dejar su mente libre, pensando vagamente en “ese algo” en lo que se había concentrado previamente, pero sin concretar en aspectos específicos. Sin entrar en detalle, dejando el concepto general de la idea en su cabeza, sin forzarla a razonar en nada en concreto, simplemente “suelta”. A la vez, sostenía una llave en su mano, moviéndola justo por encima del suelo. De esta forma se abandonaba a la sensación de relajación. Sin expectativas.

Cuando comenzaba a dormirse y la llave se caía al suelo haciendo ruido, entonces se despertaba. En ese momento sin hacer ningún movimiento, sin abrir los ojos, n mover un solo musculo de su cuerpo, intentaba “recuperar” esas ideas, pensamientos y sensaciones que había tenido en ese lapso hipnagógico. Utilizaba la llave para volver a la conciencia justo a tiempo de recordar las conexiones, e ideas difusas, que su mente había estado experimentando en ese tiempo de relajación.

Con esas ideas “nuevas” en la cabeza regresaba al modo de concentración, incorporando las conexiones nuevas que había hecho mientras estaba en el modo difuso.

¿Qué pensáis que buscaba Dalí con esto?

Buscaba trascender el mundo de la razón para atrapar ese instante que creemos que es onírico. Ese instante en el que nuestra mente cede el especio y poder de la conciencia, a la percepción inconsciente.

Ese instante en el que tenemos acceso a esa información que se ha grabado en nuestro cerebro, pero que no hemos sido conscientes de ello, y que sin embargo está ahí para que la utilicemos si sabemos cómo acceder a ella.

Dalí buscaba en el mundo onírico, su conocimiento inconsciente para hacerlo consciente, y convertirlo en arte.

Pero estamos hablando de creatividad y arte. ¿Cómo podríamos relacionar esto con los procesos de pensamiento científicos o matemáticos?

Podemos pensar que Dalí era un artista, y a nosotros lo que nos interesa es aprender un tema científico. Podemos pensar que este tipo de herramientas no tienen aplicación para el aprendizaje de conceptos técnicos.

Así que dejadme que os hable de Thomas Edison, uno de los inventores más brillantes de la historia.

Thomas Edison utilizaba el mismo método que Dalí.  Cuando quería acceder a nuevas ideas, era relajarse. Su estrategia consistía en dormirse con bolas de metal en sus manos. Se relajaba dejando libres sus pensamientos y su mente alrededor de loa idea general que antes estaba investigando, pero sin concentrarse en los aspectos específicos, o los problemas concretos que le preocupaban.

Se relajaba tanto que se quedaba dormido. En ese momento, los rodamientos caían al suelo haciendo ruido y despertándolo. De nuevo Édison, quieto, con los ojos cerrados y sin hacer un solo movimiento conectaba con las ideas generadas en el modo difuso, listo para llevarlas al modo concentrado y construir sus inventos a partir de ellas.

¡De una de esas ideas “difusas” surgió la bombilla incandescente!

De nuevo, otro genio que buscaba la creatividad en ese punto intermedio entre estar despierto y dormido. Ese punto se denomina Hipnagogia.

En base a estos ejemplos podemos llegar a la conclusión de que cuando estamos aprendiendo algo nuevo, especialmente algo un poco más difícil de lo habitual, nuestra mente necesita poder relajarse. Y en ese proceso de relajación, necesita cambiar de un modo de aprendizaje concentrado, a otro relajado y creativo. 

Este cambio, este “pasar” de un modo  concentrado a otro difuso es lo que nos ayuda a aprender de forma eficaz. 

Podríamos compararlo con poner en forma nuestro cuerpo. Por ejemplo, si quisiéramos preparar una maratón, y no estamos acostumbrados a correr, nunca nos planearíamos apuntarnos a una carrera y empezar a entrenar como locos corriendo y corriendo, justo el día de antes de esa carrera, ¿A que no? Entre otras cosas, porque a los pocos kilómetros nuestro cuerpo nos impediría hacerlo.

Para ganar resistencia y técnica, hay que hacer un poco de trabajo cada día, permitiendo que nuestros músculos, nuestra capacidad torácica y el resto de las estructuras de nuestro cuerpo se adapten, y desarrollen los musculos y conexiones necesarias para el objetivo de los 42 Km.  

De la misma forma que construimos nuestros músculos, hemos de “construir” nuestra estructura neuronal. Tenemos que trabajar un poco cada día. Creando nuevas conexiones, y autopistas de neuronas para ir colocando allí nuestros pensamientos.

Un poquito cada día. Este es el truco.

Resumiendo hasta ahora las 3 claves que hemos aprendido:

  • Disponemos de dos modos de pensamiento diferentes del cerebro: Modo enfocado y Modo difuso. Cada uno nos ayuda a aprender, pero de formas muy diferentes, y no podemos utilizar ambos a la vez. Hemos de pasar del uno al otro.
  • Nuestro cerebro necesita alternar sus formas de aprendizaje, mientras estructura y organiza el material nuevo y lo asimila para poder acceder a él con posterioridad.
  • El estado hipnagógico puede ayudarnos a acceder a nuestro modo difuso para acceder a ideas que de otra forma no podríamos utilizar, y posteriormente trabajar con ellas en el modo enfocado.

Enlaces relacionados:

Bibliografía:
https://em-tecnicasdeaprendizaje.blogspot.com/2018/09/modos-de-pensamiento-enfocado-y-
http://grupoemprende.com/uso-los-modos-enfocado-difuso/

Puedes compartir este artículo en:

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad