Gestión empresarial

Integración vertical vs Integración Horizontal

3 marzo, 2020
cabecera-integracion-horizontal-vertical

Cualquier empresa aspira a crecer, a conquistar nuevos mercados, a aumentar su volumen de facturación y beneficios, etc. Existen diferentes maneras de crecer. En este post vamos a hablar de dos estrategias de expansión muy habituales: la integración vertical y horizontal.

Integración vertical en la empresa

En la integración vertical la empresa realiza diferentes operaciones que podrían ser desempeñadas por otras empresas con el objetivo de disminuir costes o para obtener más beneficio procedente de esas otras ramas de actividad. La compañía expande su actividad más allá del núcleo duro de su negocio.

Como ejemplo podríamos poner una empresa constructora que antes subcontrataba determinadas tareas como las instalaciones eléctricas o de fontanería. Con una integración vertical, contrataría electricistas y fontaneros y compraría las maquinarias y herramientas necesarias para poder llevar a cabo esos procesos.

Ya no tendría que pagar a esas compañías subcontratistas y obtendría el beneficio correspondiente a esas actividades.

Otro ejemplo sería una compañía petrolera que abarca todos los aspectos del negocio petrolero, que incluye actividades muy diferentes que podrían realizar diferentes empresas: exploración y perforación de nuevos yacimientos; transporte del crudo; refinado y producción de los distintos combustibles; distribución y venta de los productos finales.

Ventajas y desventajas de la integración vertical

La parte beneficiosa de la integración vertical sería la reducción de costes de la empresa, porque no tiene que pagar el beneficio de la compañía subcontratista. También se conseguiría tener un mayor control sobre la cadena de producción con una sola dirección. La gestión será más ágil y no dependeremos de terceros que podrían no estar disponibles cuando los necesitemos.

Como desventajas, podemos considerar que el proceso de integración no es una tarea fácil. Estamos hablando de añadir nuevas funciones a nuestro core business que son desconocidas para nosotros. En principio no contamos con el personal adecuado para esas nuevas tareas ni de las técnicas de gestión necesarios para hacerlo bien y dar beneficios. Es el camino contrario a la subcontratación o outsourcing que da muy buenos resultados a muchas empresas.

Integración horizontal en la empresa

Con la integración horizontal no se incorporan nuevas actividades al núcleo duro del negocio, sino que se crean nuevas empresas o se adquieren otras para hacer algo similar, pero llegando a más mercados. Por ejemplo, una empresa que tiene un establecimiento en una ciudad decide abrir el mismo establecimiento en otras ciudades y crear una cadena de tiendas o de restaurantes. También podríamos poner como ejemplo una compañía que quiere expandirse internacionalmente y que para ello monta compañías filiales para atender a los mercados de esos países. O compra una empresa similar a la suya ya establecida en ese mercado extranjero. Así expande su negocio mediante la adquisición de una compañía que ya está presente y que conoce el país.

Ventajas y desventajas de la integración horizontal

Con la integración horizontal se consigue disminuir la competencia si se adquieren empresas similares presentes en otros mercados. Es una forma rápida de entrar en otros mercados sin alejarnos de nuestro núcleo de actividad. Es hacer lo mismo, pero en otros lugares. Si se adquieren otras compañías de la competencia, estamos adquiriendo también su saber hacer y la experiencia de sus trabajadores y directivos, a los que no tendremos que formar.

El inconveniente de esta integración horizontal es que requiere fuertes inversiones, y que estamos ampliando el riesgo a tener más delegaciones abiertas. Las ventas podrían ser insuficientes para cubrir toda esa nueva inversión que tenemos que hacer, y al final estaríamos obteniendo el resultado contrario al esperado.


SEAS Estudios Superiores Abiertos. Solicita información.Si te ha gustado este interesante artículo, puedes seguir viendo post relacionados con el mundo empresarial en nuestro blog. Igualmente, también puedes visitar nuestra web, para conocernos un poco más y ver nuestra oferta formativa de más de 200 cursos en modalidad online.

Puedes compartir este artículo en:

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad