Gestión empresarial

Ejemplos de habilidades blandas y duras

29 junio, 2022
cabecera-habilidades-blandas-duras-blog-seas

A nivel profesional, las habilidades blandas y duras son dos conceptos muy relevantes a la hora de medir las capacidades de los trabajadores para desempeñar sus puestos de trabajo. Estas representan el talento y las posibilidades que ofrece un profesional para la empresa, por lo que deben tratarse con precisión y desarrollarse de acuerdo con las necesidades individuales y colectivas del negocio.

Qué son las habilidades blandas y duras

Las habilidades blandas, también denominadas soft skills, son aquellas relacionadas con las capacidades y rutinas de interacción y comunicación con el resto de miembros de las plantillas. Muchas veces acostumbramos a obviarlas en términos de competencias, pero terminan siendo muy importantes de cara a generar un buen ambiente laboral y mejorar la comunicación interna.

Por su parte, las habilidades duras o hard skills son aquellas que requieren de un proceso de capacitación y formación para ser adquiridas, es decir, las competencias tradicionales. Son cuantificables y acostumbran a ser bastante específicas, en función de cada puesto de trabajo.

Diferencias entre soft skills y hard skills

Las aptitudes blandas y duras son igual de relevantes a nivel empresarial, pero guardan una diferencia fundamental que hace que su tratamiento y su desarrollo sean bastante distintas. Las soft skills se desarrollan a lo largo del tiempo y están relacionadas con los rasgos interpersonales de cada uno, mientras que las hard skills son aquellas que se han aprendido a usar para ser rentables en el trabajo.

Las habilidades duras se tienden a relacionar con la formación académica del profesional, ya sea en universidades, institutos o centros de formación, y su objetivo consiste en permitir el desarrollo adecuado de las tareas a nivel productivo.

Por su parte, las habilidades blandas están enmarcadas dentro del plano socio-emocional, donde la personalidad y los valores de cada uno hacen que el camino para desarrollarlas sean distintos. Las habilidades sociales y la capacidad para trabajar en equipo son elementos cruciales para que su influencia sea positiva en el rendimiento individual.

Ejemplos de habilidades blandas y duras

Ahora que sabemos las diferencias entre habilidades blandas y duras, es el momento de ver algunos ejemplos representativos de cada una de ellas.

Habilidades blandas

Dentro de las habilidades blandas, podemos enumerar un gran listado de aptitudes socio-emocionales que influyen en el desempeño laboral:

  • Capacidad de respuesta y adaptabilidad al cambio.
  • Inteligencia emocional.
  • Empatía y pensamiento crítico.
  • Habilidad para comunicarse a nivel personal y profesional.
  • Responsabilidad, conciencia y pensamiento crítico.
  • Trabajo en equipo, liderazgo, paciencia y organización.

Habilidades duras

Por su parte, podemos enmarcar las habilidades duras en grandes grupos de competencias, en función de las labores a realizar o de la especialización académica de cada trabajador:

  • Informáticas (gestión de la información, SLA, seguridad, compatibilidad…).
  • Dirección estratégica (análisis de datos y riesgos, análisis de negocios…).
  • Marketing (diseño gráfico, SEO, desarrollo de campañas, edición…).
  • Ingeniería (programación, mantenimiento, servicios en la nube…).
  • Finanzas (contabilidad, emisión de informes y presupuestos, gestión fiscal…).

Cada puesto de trabajo puede tener numerosas habilidades duras a desarrollar para mejorar el rendimiento y la eficiencia.

Las habilidades blandas y duras son muy importantes para cualquier profesional, independientemente del sector. Ambas deben trabajarse y pulirse a lo largo del tiempo, buscando un equilibrio que permita el desarrollo individual en términos de productividad y responsabilidad socio-emocional.


SEAS Estudios Superiores Abiertos. Solicita información.Si te ha gustado este interesante artículo sobre logística, te animamos a seguirnos también en nuestras redes sociales o leer más artículos en nuestro blog. Igualmente, también puedes visitar nuestra web, para conocernos un poco más y ver nuestra oferta formativa de informática, automatización, logística, mantenimiento y otras áreas.

Puedes compartir este artículo en:
    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad