E-Learning

Redes sociales en el trabajo

3 julio, 2012

Según un estudio realizado para Google*, España, junto con Italia es el país europeo más entusiasta a la hora de introducir las redes sociales en el ámbito laboral.

El 74% de los empleados encuestados en España se declaran usuarios de las redes sociales como Facebook, Google +, Linkedln o Twiter frente al 65% de los ingleses, el 61% de los franceses o el 57% de los alemanes.

En los años noventa los empresarios temían que sus empleados perdieran en tiempo navegando por Internet por lo que intentaron controlar el acceso. Aunque es cierto que algunos sí ocupaban su tiempo en eso, una gran mayoría descubrió cómo utilizar este gran recurso para poder trabajar mejor, convirtiéndose en una valiosa herramienta de investigación desde su propio puesto de trabajo, consiguiendo seguir la trayectoria de los competidores y aumentar su potencial en el ámbito corporativo.

Lo vivido en esos años con Internet se está repitiendo con las redes sociales actuales. .

Podemos destacar como ventajas más importantes del uso de las redes sociales en el trabajo:

a) Encontrar gente, información y expertos de una manera más rápida.
b) Colaborar y compartir conocimientos.
c) Ampliar los contactos, crear relaciones profesionales, aumentar el perfil y crear comunidades.
d) Reducir el volumen y extensión de los correos.

Con los datos que refleja dicha encuesta se puede sustraer que muchos empleados opinan que si las redes sociales pueden ayudar a aumentar el desarrollo de la empresa, también mejorarán el desarrollo profesional de sus trabajadores. Está comprobado que los empleados con más éxito en su trabajo suelen ser mucho más activos en las redes sociales. Las herramientas sociales no son una pérdida de tiempo, sino todo lo contrario, pudiendo incluso ayudar a los empleados a ascender en sus puestos de trabajo.

*Fuente: Encuesta realizada por la empresa Millward Brown “Herramientas sociales en el lugar de trabajo: ¿una pérdida de tiempo o algo imprescindible?” Realizada entre Febrero y Marzo del 2012

Adjunto un enlace de un estudio realizado por la empresa Manpower relacionado con esté tema que os puede interesar. Redes sociales y empresa. Cómo aprovechar el poder de los social media.

Post publicado por:  Susana Sánchez

Puedes compartir este artículo en:

    Deja un comentario

    Información básica acerca de cómo protegemos tus datos conforme al Reglamento General de Protección de Datos (Reglamento UE 2016/679) y en la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y garantía de los derechos digitales

    De conformidad con lo establecido en el Reglamento General de Protección de Datos, te informamos de:

    - Quien es el responsable del tratamiento: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U con NIF A-50973098, dirección en C/ Violeta Parra nº 9 – 50015 Zaragoza y teléfono 976.700.660.

    - Cuál es el fin del tratamiento: Gestión y control de los comentarios del blog de SEAS. 

    - En que basamos la legitimación: En tu consentimiento.

    - La comunicación de los datos: No se comunicarán tus datos a terceros.

    - Los criterios de conservación de los datos: Se conservarán mientras exista interés mutuo para mantener el fin del tratamiento o por obligación legal. Cuando dejen de ser necesarios, procederemos a su destrucción.

    - Los derechos que te asisten: (i) Derecho de acceso, rectificación, portabilidad y supresión de sus datos y a la limitación u oposición al tratamiento, (ii) derecho a retirar el consentimiento en cualquier momento y (iii) derecho a presentar una reclamación ante la autoridad de control (AEPD).

    - Los datos de contacto para ejercer tus derechos: SEAS, Estudios Superiores Abiertos S.A.U. C/ Violeta Parra nº 9 –
    50015 Zaragoza (España) o través de correo electrónico a lopd@estudiosabiertos.com

    - También puedes ponerte en contacto con nuestro Delegado de Protección de Datos en dpd@estudiosabiertos.com

    Información adicional: Puedes consultar la información adicional y detallada sobre nuestra política de privacidad